26 de junio de 2012

TRANSMITIR






Cuando se escribe con el corazón,
con el sentimiento y la razón,
no pedimos dar pena al exponer
nuestro corazón abierto, no,
eso es lo que siempre ha hecho el poeta,
e incluso el escritor de novelas.

Plasmamos sobre el papel lo que vemos,
sentimos o nos hacen creer,
en ocasiones son  fantansías,
en otras son vivencias del escritor,
pero siempre lo hace desde el trasmitir
lo que rodea te hace sentir.

Por eso cuando se habla de amor,
de sentimientos y desamor,
no siempre hay que pensar
que es un sentir personal,
a veces son vivencias de quienes están a nuestro alrededor
que aunque se asemejen a nuestro vivir
no siempre tiene que ser así.

El tiempo en ocasiones nos da la razón
cuando escribimos sensaciones
que trasmite el corazón y no solo este preso de amor
sino incluso la razón y que si unimos momentos y casualidades
al final, todo tiene su razón y aunque se niegue
es como si no se quisiera ver en  un día soleado al sol.

Seguiré escribiendo, trasmitiendo mis sentimientos
pero no siempre hay que verlos como algo personal
sino míralas como percepciones que asume el corazón,
en ocasiones no te gustará, pero son reflejos de la soledad
esa soledad que nos rodea aunque vivamos en sociedad.

2 comentarios:

goge dijo...

hola cuanto tiempo verdad? una preciosa entrada saludos

maria jimenez romo dijo...

veo que volviste a caminar en alas del amor besitos de gaviota en vuelo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails