5 de enero de 2012

DE TU MIRADA.

De tus negros ojos alma mía,

no hubo nunca ni huracán perverso, ni río
turbulento que me alejara de tu existencia.

Más como peregrina con mi amor en tu navío,
surcaste a pesar de las tempestades hacia los mares,
tu figura delicada se dibujó entre las olas bravías.

¡Oh! vi crecer los océanos por tus collares
de lágrimas a semejanza de perlas, fuera
de falsedades y de tristes gotas como en los altares.

Tu cuerpo de luz en grandeza austera,
se veía allá en lontananza, apagado,
lleno de dolor, la distancia fue un suplicio.
Cruentas flechas cayeron a mi enamorada,
atravesando su corazón turbado,
y con esos ojos negros me siguió a lo lejos amando.


FELIZ AÑO 2012 DE PARTE DE ARTURO.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails