3 de mayo de 2010

PALABRAS





Hay palabras que salen del alma,
palabras que expresan sentimientos
verdaderos y dicen mucho de la persona
que habla.

Hay palabras disfrazadas, aquellas que
ocultan lo que siente verdaderamente el alma
y no quieren que se descubra lo que verdaderamente
aman, y se disfrazan, se cubren de un velo para
que no se descubra ese sentimiento que es el que
guarda el alma.

En ocasiones disfrazamos los sentimientos con
palabras vanas, sin sentido, con resentimiento
con dolor o simplemente palabras que no dicen nada,
simplemente porque no queremos que se nos descubra,
no queremos que se sepa lo que de verdad nuestro
corazón ama y preferimos mostrarnos frios y distantes,
aunque difiere mucho de lo que decimos a lo que hacemos
cuando lo tenemos delante.

Así se pasan los días, las semanas, los meses y quien sabe
si también se pasa la sinceridad y la propia amistad,
porque de tanto ocultar lo que se siente, llega un momento
en que tanto disfrazamos la verdad, que nosotros mismos
somos lo que no queremos ser en realidad,

No nos damos cuenta que cuando hablamos disfrazando la
verdad, lo que conseguimos es alejamiento en vez de esa
amistad que tanto deseamos y que solo con la sinceridad
se puede lograr, porque aunque no nos demos cuenta, y
pensemos que se creen lo que hablamos y expresamos, una
cosa es lo que decimos y otra muy distinta es como lo digamos.

Eso te ocurre a tí cuando me hablas y disfrazas las palabras,
utilizas expresiones que no hacen sino disimular lo que a mi
entender ocurre de verdad, pero si así es como lo sientes, que
pena me das, porque nunca sabrás lo que es expresar un
sentimiento bello que tan solo se disfraza de cara a los demás.
Pero no te das cuenta cariño que solo hay que ponerte a prueba
para que te delates, para que sin hablar digas lo que sientes y
piensas en verdad, y sin tú saberlo te has descubierto, pero bueno

tú sigue así pensando que es mejor disfrazar la verdad.
Algún día cuando te des cuenta de que sin saberlo has dicho
los sentimientos que llevas dentro, será tarde, pues tu tren habrá
partido y ese tren cielo mío, ya no volverá atrás y triste en el andén
quedarás lamentando no haber dicho la verdad.

3 comentarios:

Anonymous dijo...

Palabras, son aquellas que se la llegan, como se suele decir,...


Yo aqui te digo, que es un placer tenerte como compi de este blog, y ademas es un placer de tenerte como amiga..


Abrazos

brujilla dijo...

BRUJILLLA
las palabras dicha en su justa medida,y dicha con el corazón, son le reflejo de los que es uno.y cuando difrazarmos las palabras, cuando en realidad es otra, no son palabras, como dices tu,difrazamos las palabras.. nunca mejor dicha la definición de la palabra. felicidades compi, me ha gustado mucho... besos

Anonymous dijo...

Tienes toda la razón del mundo. Jamás se deben disfrazar los sentimientos. Los mismos deben aflorar tal cual son. Exactamente como se siente en cada momento. Los disfraces nunca llegan a buen puerto. La sinceridad es el estandarte de la amistad, así como lo es la confianza. Las palabras, cuando esconden algo, ya sea por resentimiento o por amor, lo único que logran es dejar en evidencia, con el tiempo, su verdadera intenciòn. El tiempo pone a cada quien en su lugar. Tan solo hay que dejarlo actuar.

Una entrada que habla por sí sola.

Pasion

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails