8 de mayo de 2010

Amor de Tarde


Es una lástima que no estés conmigo

cuando miro el reloj y son las cuatro

y acabo la planilla y pienso diez minutos

y estiro las piernas como todas las tardes

y hago así con los hombros para aflojar la espalda

y me doblo los dedos y les saco mentiras.



Es una lástima que no estés conmigo

cuando miro el reloj y son las cinco

y soy una manija que calcula intereses

o dos manos que saltan sobre cuarenta teclas

o un oído que escucha como ladra el teléfono

o un tipo que hace números y les saca verdades.



Es una lástima que no estés conmigo

cuando miro el reloj y son las seis.

Podrías acercarte de sorpresa

y decirme "¿Qué tal?" y quedaríamos

yo con la mancha roja de tus labios

tú con el tizne azul de mi carbónico.
 
 
 
Mario Benedetti.

3 comentarios:

PASION dijo...

Preciosa poesía de Mario Benedetti..angel rojo..refleja fielmente la espera ansiosa por verl@ llegar..me ha gustado el final.."y decirme ¿Que tal? y quedaríamos yo con la mancha roja de tus labios y tú con el tizne azul de mi carbónico".Un final de lujo !!

Besitos, compi

Anonymous dijo...

Preciosa entrada y sobre todo como vas describiendo lo que desearias que ocurriese según pasan las horas de la tarde, pero solo se queda en eso en deseo, porque no se produce, no llega y el tiempo pasa y no llega.
Bonita entrada. Un besito de tu compi de blog. Amor

brujilla dijo...

brujilla..
Solo puedo decir, precioso poema, ya que MARIO BENEDETTI.. es unos de mis poetas preferidos.
como bien dices, pasan las horas y no llegan y no llega, pero llegará.. besos de compi, me ha encatando besos...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails