1 de noviembre de 2009


¿Qué si me duele? un poco, te confieso

que me heriste a traición, mas por fortuna

tras el rapto de ira vino una

dulce resignación.. pasó el acceso.


¿Sufrir? ¿llorar?¿Morir?¿Quién piensa en eso?

El amor es un huésped que importuna,

mírame cómo estoy, ya sin ninguna

tristeza que decirte, dame un beso.

Así muy bien, perdóname fui un loco,

tú me curaste - gracias -, y ya puedo

saber lo que imagino y lo que toco.


En la herida que hiciste, pon el dedo,

¿Qué si me duele? Sí, me duele un poco,

mas no mata el dolor.. no tengas miedo..

3 comentarios:

AMOR dijo...

el amor ese gran amargo y dulce dolor, contradictorio pero cuando se ama de verdad con tal de no perder a ese ser que es el que te regala por momentos la alegria y en ocasiones la tristeza, somos capaces de olvidar el daño que nos hayan podido hacer y así recomponer la relación y dejando en el olvido el dolor sufrido, gran demostracion de amor. Un besito de Amor.

Anonymous dijo...

un poema de desamor, donde el dolor desaparece, aunque la persona queria siga tocando la herida.. porque ya no sufre.
un saludo amigo

Anonymous dijo...

es muy bonita y que verdadera es
refleja tanto los sentimientos en el amor
es muy buena felicidades a los dos
un abrazo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails